Crítica de Madre! de Darren Aronofsky (SIN SPOILERS)

Madre! cuenta la historia de una pareja que se acaba de instalar en una gran y aislada mansión en el campo para que él, un poeta maduro en horas bajas (Javier Bardem), encuentre la inspiración de nuevo. Ella (Jennifer Lawrence), su joven esposa, está centrada en rehabilitar el magnífico edificio. Su relación será puesta a prueba con la llegada de una visita inesperada, ya que un día un extraño (Ed Harris) llama a la puerta, y al día siguiente lo hace también su esposa (Michelle Pfeiffer). A partir de ese momento, su tranquila vida quedará perturbada por completo. Una serie de acontecimientos realmente perturbadores, cada vez más, empiezan a suceder. Y es que, esta visita tan inesperada como inquietante abrirá la caja de Pandora.

La película te mete de lleno en su historia desde el minuto uno con una intensidad que va de menor a mayor, hasta el punto final en el que te deja sin aliento y con ganas de ver más y de entender cómo Aronofsky pudo escribir el borrador de semejante obra de arte en tan solo unos pocos días. Este detalle no hay que tomarlo como algo malo ya que el guión que tenemos delante es intenso, agobiante, oscuro y rebuscado a más no poder, una mezcla que hace que estemos ante una de las mejores películas (en cuanto a novedad) de este año.

A lo largo de toda la cinta somos capaces de sentir todo tipo de sensaciones vividas desde el punto de vista de Ella/Madre (Jennifer Lawrence). Algo que debemos tener claro es que ninguno de los personajes tiene nombre en esta película: Jennifer Lawrence es ‘Ella’ o ‘Madre’, Javier Bardem es ‘El’, Michelle Pfeiffer es ‘Mujer’ y Ed Harris es ‘Hombre’, algo que si eres adicto a este director y tienes claro de que va esta película, irás entendiendo conforme pasen los minutos finales. 

La película comienza de una forma introductoria en la que podemos ver a los personajes, aún sin todo su esplendor hasta que llegan esos famosos invitados que hemos estado viendo durante todos los trailers y la promoción de la película. Con la llegada de estos exasperantes invitados comienza lo bueno.

La cinta avanza sin que perdamos el interés y las sensaciones que nos deja van tornándose cada vez más oscuras. Este agobio en el que nos vemos sumergidos casi desde el principio comienza conforme los invitados van llamando a la puerta y las visitas van llegando a esa gran casa que ‘Ella’ ha reformado con sus propias manos y a la que le tiene mucho cariño por todo el trabajo que ha puesto en ella, algo que no tendrán en cuenta los invitados y que se convierte en la razón de algunos choques verbales.

Madre! no es una película de terror por lo que aquellos que odieis este tipo de películas podréis ir a verla y disfrutar de ella. A pesar de ser un thriller psicológico, y ponemos en negrita psicológico porque es lo que nos mantiene maravillados durante las dos horas que dura, tiene algunos pequeños toques de horror e incluso de comedia, pero no comedia a la que estamos acostumbrados, si no una comedia negra que nos hace soltar una pequeña risa mientras seguimos estando en tensión.

Sin duda, esta tensión e intensidad nos cogerá desprevenidos en algunas escenas pero no veo esto como algo malo sino como algo bueno, muy bueno, para aquellos que amemos este tipo de películas y el tipo de agobio al que nos somete Darren Aronofsky en la gran mayoría de sus películas.

LA FOTOGRAFÍA Y LA BANDA SONORA

Como he dicho antes, la película gira en torno a ella por lo que todas las sensaciones a las que estamos expuestos tienen que ver con lo que ella ve y ella siente al vivir unos acontecimientos que nos llevaría a la locura a todos y en menos de dos minutos. Esto está muy bien conseguido gracias a la fotografía y al movimiento de cámara que interviene en la película, con unos planos que nos dejarán sin aliento en el momento en el que veamos a ‘Ella’ intentar superar todo lo acontecido con los invitados y con un marido que, aunque al principio parecía que le ofrecía un matrimonio idílico, la somete a este tipo de tensión al igual que los demás personajes.

Resultado de imagen de mother jennifer lawrence

A pesar de que no tiene una banda sonora como tal y de que el compositor ni siquiera está en los créditos como tal, los toques instrumentales que aparecen a lo largo de la película se convierten en una de las cosas más importantes y decisivas para que la película nos mantenga enganchados y en tensión. Algunos ven como una decisión fallida el hecho de no tener una banda sonora amplia; para otros muchos éste es uno de los tantos detalles que hacen que Madre! sea muy diferente a lo que hemos visto en los últimos años.

MADRE! NOS REGALA LA MEJOR ACTUACIÓN DE JENNIFER LAWRENCE HASTA LA FECHA

Si, como leeis, Madre! nos regala con casi toda seguridad la mejor actuación de Jennifer Lawrence en toda su carrera, superando sin duda sus actuaciones en Silver Linings Playbook, The Poker House, American Hustle e incluso Winter’s Bone. Que Jennifer Lawrence haya decidido participar en una película así me parece el mejor acierto de sus últimos años en Hollywood. Ese agobio y tensión en el que nos vemos metidos de lleno durante toda la película hace que Jennifer deje ver todo el talento que quizá no hemos podido ver con otros personajes y otras películas debido a que su trama era totalmente diferente.

Cada movimento, cada escena, cada exasperación y cada grito nos demuestra lo que muchos pensabamos desde hace ya algunos años: Jennifer Lawrence es una de las mejores actrices de su generación y aún tiene mucho por dar.

MADRE! NO ES UNA PELÍCULA QUE GUSTE A TODOS PERO SÍ DEBERÍAMOS VERLA TODOS

Si no eres muy fan de las películas que te dejan pensando varios días en todos sus detalles o de las películas agobiantes que te dejan sin respiración, quizá no te guste ya que no hay termino medio: o la amas o la odias. La metáfora que está presente en toda la película y por la que Darren Aronofsky decidió hacerla es una parte muy importante del guión y es la clave para entender y amar la película. Si captas esta metáfora desde el principio es muy posible que salgas del cine confirmando que has visto una obra de arte.

La forma en la que vemos mezclados varios temas actuales de una forma muy sutil pero plasmados de una forma muy bestia a la vez es lo que hace que esta película merezca la pena (entre otras muchas cosas).

Si estás dispuesto a seguir mi consejo y a ver esta película debes tener claro que te mantendrás pegado al asiento, agobiado/a y con ganas de ver más durante toda la película.

Dale una oportunidad a la madre naturaleza. 

Nota: 9 sobre 10.

Un comentario sobre “Crítica de Madre! de Darren Aronofsky (SIN SPOILERS)

  1. Me encantó esta película. Planeo verla otra vez porque sé que hay muchas cosas que se me pasaron.
    Las interpretaciones de Jennifer y Javier me impresionaron. Aunque debo reconocer que Jennifer se robó todo el show. Siempre he sabido que es increíble, desde de Burning plain y Winter´s bone, pero en madre en sorprendió y consideraré muy injusto si no recibe una nominación a los premios de la Academia, porque estuvo fabulosa .
    Darren estuvo muy bien también, siempre me gustó: desde El cisne negro y después me puse al tanto de su filmografía. Debo decir que la única película de él que no me ha gustado es La fuente de la vida, no la entendí muy bien, pero me fascinó con El luchador y en Requiem por un sueño.
    Libatique maneja muy bien su cinematografía como siempre.
    Me impresionó el final, pero me parece que muchas personas han exagerado en cuanto al final. Es fuerte , sí , pero con todo lo que pasa en el mundo y vemos en las noticias esto no me parece tan increíblemente crudo o gore. Además algunas cosas se dejan a la interpretación y no se muestran en la cámara.
    Solo tengo una pregunta: qué es el polvo amarillo que bebe Jennifer cuando se siente mal???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *